';
Preloader logo
Palau-Castell de Betxí.

Promotor: Ajuntament de Betxí
Plan Director: año 2013
Actuaciones Previas: año 2013 (subvención Conselleria de Cultura)
Fase I: año 2013
Fase II: año 2017 (subvención 1,5% Cultural)
Fase III: año 2019 (subvención Conselleria de Cultura)
Fase V: año 2019 (subvención Diputación de Castellón)
Proyecto Fase IV: año 2019 (subvención 1,5% Cultural)
Fotografias Fase I: Milena Villalba Montoya
Premios: Premio cerámica ASCER 2014, categoría interiorismo. Selección Premios de Arquitectura Ascensores ENOR 2017. Finalista Bienal Española de Arquitectura y Urbanismo 2014-2015. Selección Premios ARQUIA 2016. Selección Premios Hispalyt 2015. Mención COACV 2013-2014, modalidad arquitectura y rehabilitación. Finalista premios FAD 2015, categoría interiorismo.
Localización: Plaça Major, 18. Betxí, Castellón.

El Palau-Castell de Betxí es uno de los máximos exponentes de la arquitectura renacentista valenciana. Desde sus inicios como torre-alquería en época islámica, pasó a ser un Palacio Gótico de la família Rois de Liori en la conquista cristiana. Posteriormente se fortifica como Palau-Castell en el s.XV incorporando 4 baluartes y una portada renacentista. Tras un largo periodo de abandono y declive hasta mediados del s.XIX, resurge como edificio socio-cultural (cine, teatro, casino-sindicato) a manos del mecenas Pascual Meneu, aunque vuelve a abandonarse y subdvidirse, perdiéndose parte del claustro a mediados del s.XX cuando el Ayuntamiento de Betxí se decide a recuperar este edificio, catalogado como Bien de Interés Cultural en 1997.

El primer paso para la recuperación del Palau-Castell de Betxí consistió en la redacción de un Plan Director, que marcaba un objetivo final para la recuperación completa del edificio en su conjunto, subdividida en 8 fases de intervención coherentes y ajustadas a la capacidad de inversión municipal. Este Plan Director se convirtió en la herramienta clave para la gestión de esta recuperación, ya que permitió también acceder a financiación externa a través de los objetivos y uso definidos para cada una de las fases. Los principales criterios generales del Plan Director fueron el establecimiento de fases finalista que podían ser puestas en funcionamiento de manera independiente y el criterio de intervención del «non-finito», un proceso para poner en valor las direrentes fases históricas del edificio.

La primera fase de la recuperación del Palau-Castell de Betxí, recuperó la mitad perdida del claustro renacentista a través de un espejo situado estratégicamente sobre la medianera de los edificios de viviendas colindantes, evocando la totalidad del claustro del antiguo Palau-Castell y a la vez recuperando un espacio urbano ya olvidado por muchos que ahora vuelve a ser el centro socio-cultural del municipio.

La segunda fase, contempló las actuaciones sobre toda la planta baja: la sala de bóveda, la zona gótica del palacio, la cocina decimonónica de Pascual Meneu, el jardin trasero o Patiàs y el baluarte renacentista.

Las tercera y quinta fases, intervinieron sobre el edificio decimonónico que fue la antigua vivienda de Pascual Meneu y las dependencias góticas. Dichas estancias se habilitaron como espacios administrativos para la sede del Ayuntamiento y como espacio cultural.

La cuarta fase, pretende intervenir sobre el antiguo Teatro-Liceo y las restantes dependencias góticas. El Teatrino a la Italiana, se restaura recuperando la materialidad como los pavimentos o el palco de madera, y se incorporan nuevas instalaciones y equipamientos acústicos y de climatización integrados, para un uso socio-cultural flexible.

el fabricante de espheras